viernes, 14 de junio de 2013

Mar de leva

         
Jorge Rivadeneyra
                                  
Mar de leva, la más reciente novela de Jorge Rivadeneyra, es una historia en la que varias voces se entrecruzan para relatar la historia de Lilí Negri, una mujer legendaria que simboliza las pasiones, la libertad y la fuerza innominada de la intuición de la primera compañera de Adán, según algunos escritos. Pablo Romero, el Cuentacuentos, la profesora Evalú, Cecilia, Magaly Zereceda, los Vladimires, y otros personajes, aparecen en los espacios representados por el autor y asumen la voz narrataria, desplazando muchas veces al narrador.

Mar de leva se transforma en un hipertexto que fusiona tramos de las aventuras de profesores universitarios con fragmentos de ficciones literarias y abundantes referencias a postulados filosóficos, políticos, sociales, artísticos e históricos. También están presentes las conjeturas acerca de la vida, que se puede leer como una ficción necesaria. Este aspecto erudito le otorga a Mar de leva la particularidad de ser interpretada como ensayo novelado, o novela ensayística con varios niveles de lectura.

El dinamismo de la narración en la apuesta estética de Rivadeneyra, lo consolida como un narrador experimentado que conoce las ficciones latinoamericanas y de forma hábil inserta una historia narrada por varias voces que algunas veces se entremezclan en las diferentes apreciaciones sobre el arte, la vida, el amor, y la historia entre otros aspectos que inquietan al hombre moderno. El juego retórico, la dislocación en la estructura funcional de la novela, la crítica, el caos que conforma una atmósfera social enrarecida bajo un poder atomizado, muestran la realidad urbana que experimentamos en una ciudad decadente.

Jorge Rivadeneyra construye el tejido de acontecimientos azarosos que apuntan hacia la pesquisa que inician los personajes, quienes buscan una parte trascendente de sí mismos perdida en la incertidumbre que subyace en las profundidades, como las corrientes marinas de un Mar de leva.



viernes, 7 de junio de 2013

Katharsis

Lidia Salas
Estoy cerca del núcleo misterioso de las cosas así como en la noche nos hallamos, en ocasiones, cerca de un corazón. 
Marguerite Yourcenar. Fuegos.

Lidia Salas Rincón se internaliza en un continente de pasiones soterradas, y con la fuerza vital de lo femenino convoca palabras que constituyen zonas de sentido en las que se produce una alquimia del alma. Katharsis es la puesta en escena de un poemario que lleva inscrito el duelo por la despedida y la incertidumbre dolorosa ante la muerte. 

Frases e imágenes se imbrican en una filigrana representada en tres ejes que comprenden los estados del tránsito que se inician con la Anamnesis, antesala que conecta con la Anagnórisis, para desembocar en la Catarsis. Estos tres movimientos contienen la fuerza de lo telúrico, de las emociones emancipadas nacidas en la profundidad del ser. 

En este poemario, el yo poético enraizado en la profundidad abisal de la nostalgia, remonta el río de la vigilia desde el amanecer, pero no se ancla en la pesadumbre, con la potencia del espíritu se desplaza por diversos escenarios, tatuando recuerdos en los lugares queridos, instaurando un mundo con claves íntimas que dan cuenta de la existencia inmersa en un misterio que se intuye en la imagen poética. ¿Es el reflejo del incendio interior que se refleja en las pupilas? La interrogante es en sí misma imagen voluptuosa que contiene un erotismo rebosante, un Eros vital que indaga en los recovecos amorosos para extraer lo más hermoso de vivencias colmadas por la magia de las querencias eternas. 

Lidia Salas, a través de la voz poética, traspasa umbrales, y consuma una Katharsis donde convergen rostros del amor que, mediante un proceso alquímico, se transmutan y encarnan en cada palabra. En Katharsis asistimos a una transformación simbólica, donde Las palabras iluminan el terror de la noche, pero se convierten en poesía, en consciencia que canta a la vida palpitante que merodea por la casa.