sábado, 27 de julio de 2013

Cuentos de Indiana

Josefina de León-Ponte

Josefina Amparan de León-Ponte nos presenta Cuentos de Indiana, una galería de narraciones donde cada aventura combina ironía, erotismo, reflexiones, ensueños y búsquedas de horizontes que se convierten en un viaje inesperado hacia sí mismo. Cuentos de Indiana se ancla en experiencias cotidianas que resitúan la realidad en las fronteras de lo posible, de las costumbres y de pequeños detalles conocidos que pasan desapercibidos, pero al descubrirlos manifiestan la inmensa riqueza de mundos íntimos colmados por añoranzas, recuerdos y pasiones.

La autora de estos veinte cuentos recrea sendas que dan cuenta de universos íntimos, particulares, ocultos en los recovecos de la escritura. A través de la voz de un narrador asistimos a la puesta en escena de situaciones habituales que se transforman en inéditas a partir de un hecho azaroso, y nos conduce hasta escenarios donde convergen la reflexión y la confesión oculta en la memoria.

El amor es una constante en Cuentos de Indiana, la naturaleza del erotismo es explorada desde diferentes ángulos e indaga en la vida privada del matrimonio, en la infidelidad, en los anhelos de la joven, y en los deseos clandestinos de voces femeninas que se enmascaran en el anonimato. Cada cuento contiene una profunda carga emotiva que se puede interpretar como una crónica privada de la rutina familiar o como una ficción de ensueño.

Cuentos de Indiana muestra una cartografía ilimitada para recrear asociaciones entre los contextos que surgen en cada historia. El ritmo fluido, la tesitura textual, la atmósfera y la dinámica en cada cuento, se imbrican con la magia de la palabra para describir universos y contar vivencias ficcionalizadas que invitan a interpretaciones de los mundos que llevamos dentro de nosotros mismos. 

Cuentos de Indiana está publicada bajo nuestro sello editorial: Lector Cómplice

miércoles, 10 de julio de 2013

El viaje de la flauta triste

Irene de Santos

El viaje de la flauta triste, primera creación literaria de Irene de Santos, cuenta una historia de amor que se inicia en la ciudad de Cádiz de 1783. La autora recrea escenarios cargados de memorias y los articula en tiempos que se amalgaman rítmicamente en las notas de la flauta que acompañó a Vicente López Alcalá en su angustiosa huida por mares encrespados hacia las lejanas Indias. 

Clara y Vicente se buscan en una danza perenne de encuentros y desencuentros a través de los descendientes que llevan tatuados el signo de un amor que parece inalcanzable. Una cinta, una vieja flauta y unos diarios ocultos en un baúl olvidado, recrean su historia para que Clara, descendiente que debe cerrar el largo ciclo de rupturas, recomponga el tejido fragmentado de las generaciones que la precedieron. De esta forma, Clara atisba el misterio del azar que subyace en su matrimonio con Vicente, y a partir de su hallazgo comienza a hilar de nuevo una trama cuyo el hilo conductor es una novela que da cuenta de su historia personal. 

La magia impera en la atmósfera de El viaje de la flauta triste, donde Clara, al tiempo que lee los diarios de sus antepasadas cruzándose con los antecesores de Vicente, se esmera en la reconstrucción de su casa, la única donde quiere vivir, que simboliza la resolución que la impulsa a luchar por su legado histórico, sentimental y espiritual. La sucesión de mujeres y hombres unidos por el recuerdo de la melancólica tonada de una flauta, se desplaza por las galerías del tiempo hasta desembocar en la artista, la mujer creadora capaz de transformar las hilachas de evocaciones remotas en hilos brillantes y multicolores, pero también fuertes y dignos para sujetar un amor a punto de naufragar.

El viaje de la flauta triste está publicada bajo el sello editorial Lector Cómplice.