Entradas

Mostrando entradas de 2014

Cuentos regresivos

Imagen
Por estas páginas anda un personaje, el tiempo que se detiene, un tiempo que observa en nombre de alguien que se hace llamar, convocar por sus propias peripecias. El narrador, consciente de su aventura, ha diversificado la mirada y ha construido un universo en el que el lector —el lector avisado y avezado— logra asirse para también formar parte de las historias que John Montañez Cortez recoge y cuenta. Cuentos regresivos tiene que ver con la memoria hacia el pasado, un estadio detenido, hacia un lugar donde los años y las horas que se han vivido y hasta no vivido durante la infancia, la adolescencia y una ficción abastecen al narrador de territorios próximos a la muerte, la nostalgia, el amor, el crimen y otras andanzas temáticas que hacen de esta obra un espacio para respirar con dilatación cardíaca, sobre todo cuando quien desata las historias entra en el mundo del misterio. Cuentos regresivos traduce los instantes en que el narrador sucumbe ante los temas. Se vale de todos ellos para…

Dos regalos, una sorpresa de lectura

Imagen
Nadie puede pretender que los cuentos sólo deban escribirse luego de conocer sus leyes. En primer lugar, no hay tales leyes... Julio Cortázar

Por: Richard Sabogal
En mi opinión de lector y editor, fruto del trabajo empírico que he realizado durante algunos años, creo que nuestra apreciación literaria, al momento de comprar un libro, está condicionada por el nombre, los premios, los reconocimientos y un largo etcétera, juicio que no critico, pero que a veces nos lleva a leer verdaderos bodrios que solo tienen firma reconocida. De igual forma ocurre en sentido contrario, es decir, cuando se enciende la alarma al recibir o ver el libro de un autor desconocido en el medio literario. En ese caso damos por sentado que el libro en cuestión puede ser malo, aburrido, más de lo mismo… Pues, me confieso culpable de este condicionamiento cuando llegó a mis manos Dos regalos, libro de cuentos de Heberto Gamero Contín, un autor del que poco conozco, aunque tiene unos trabajos muy interesantes, además d…

Brevos y braves

Imagen
Leer a Luis Barrera Linares es estar dispuesto a meterse de lleno a un mundo lúdico ejercido y (re)creado por las palabras. Desde su primera obra narrativa publicada hasta esta que está en sus manos ha sido la constante. Ese juego del doble sentido, de la ironía y del humor bien llevado, entre otros aspectos, forma parte de “Brevos y braves”, disculpen, Bravos y breves. La primera parte del libro está dedicada a los breves, en donde desde la A hasta la Z, nos presenta un jocoso catálogo de tipos de escritores que, al momento de leerlo, produce una inevitable resonancia con éstos, es decir, con algunos que conocemos o que pudiéramos llegar a conocer. No obstante, Barrera Linares se identifica con alguna letra del abecedario -sin llegar a revelar cuál- y reconoce que todo escritor tiene su “egoteca” siempre activa y al acecho. Como llama él mismo a sus breves, un “humilde breviario” en el que más de uno se verá reflejado. En la segunda parte, los bravos, la coloratura de lo narrado va de …

Los knockout de Santa Ángela del cerro

Imagen
Richard Sabogal
El primer libro que leí de Eloi Yagüe Jarque fue Cuando amas debes partir, una novela prácticamente imposible de conseguir en las librerías y con un título muy romanticón para la temática que contiene. Esta novela es la segunda parte de la historia de Fernando Castelmar, un periodista alcohólico y con bastantes problemas existenciales, pero con un olfato infalible para los sucesos. A partir de allí comencé a seguirle la pista a los trabajos de Eloi, y por fin llegó a mis manos Las alfombras gastadas del gran hotel Venezuela, primera parte de la trilogía Castelmar, libro que a pesar de no tener la misma densidad narrativa de Cuando Amas debes partir, tiene la esencia del estilo de Eloi, esa parte negra que caracteriza sus trabajos y engancha desde la primera página con giros muy bien logrados que dejan el buen sabor de un libro hecho con maestría.
Gracias a la buena amistad con la editora llegó a mis manos (aún tibiecito del horno) Santa Ángela del cerro, el libro más rec…

¿Caracas, 2084? Algunas palabras sobre Jinete a pie de Israel Centeno

Imagen
Caracas, o una posible Caracas del futuro, sirve de marco geográfico a la trama de Jinete a pie, novela escrita por Israel Centeno. El clima es envolvente, el paisaje está impregnado de decadencia y sus personajes son espectros a semejanza de un burdel orwelliano. En Roberto Morel recae el peso protagónico, es bajo su responsabilidad que los hechos cambian el curso para generar la catarsis necesaria propias de un sacudón; es un jinete a pie, en un ambiente donde hay cabida para lo deprimente, lo absurdo y lo tangencial. Un jinete a pie es en esa Caracas basada en la especulación, una persona sin motocicleta. El crack financiero provocó la caída abrupta de los precios del petróleo y con ello la instauración de la anarquía en una tierra totalmente dependiente del oro negro. Es ahí, donde los que hoy conocemos como colectivos, toman las calles y arengados por consignas y proclamas, hacen del ruido de las motos el sonido del terror, del pánico y de la muerte, situación que deja en de…

Jinete a pie

Imagen
Roberto Morel es un Jinete a pie, como se les llama a quienes no tienen el privilegio de conducir una motocicleta, a los peatones sin voz ni derechos, exiliados en algún cantón de lo que una vez fue Caracas, antes del crack. En esta novela, Israel Centeno recrea una atmósfera enrarecida y anárquica donde se dibuja la soledad implacable de una ciudad que devino en pesadilla reaccionaria, decadente, deshumanizada, pavorosa. El personaje sobrevive obsesionado con rescatar las memorias erráticas de mujeres alucinadas y terribles; mujeres que se confunden y diluyen en la escritura de un diario, tal vez el único documento que registró los pasos de Roberto Morel antes de la debacle.
Ludmila puede ser Adriana o Verónica, Ana pudiera ser Alexandra o una sombra que se desprende del pecho de Roberto Morel. Una mujer se convierte en todas las mujeres, en figura caleidoscópica que se multiplica con los destellos cenitales del caos y la destrucción. Morel transita paisajes aniquilados de un sistema …

Ojo de la cerradura

Imagen
Ojo de la cerradura, bitácora onírica de Gabriela Olivo de Alba, es la puesta en escena de los sueños como materia estética de la creación, donde todo cobra sentido. En esta suerte de diario, la autora transforma el sueño en relatos cargados con la fuerza proteica de imágenes que vuelan, se deslizan, se diluyen o mutan en escenarios fugaces.
Gabriela trasvasa la imagen dislocada por el estupor, el miedo, el absurdo, o el deseo (entre otras emociones), y las inserta en esta ruta de ficciones que, por su naturaleza inaprensible y enigmática, se muestra inquietante. Ojo de la cerradura se inscribe en una estética onírica deslindada de enfoques psicoanalíticos, y de postulados surrealistas, es expresión artística que surge de repliegues del mundo alucinado de los sueños.
La estructura, aunque parezca fragmentada, articula las ideas y conforma un cuerpo textual cohesionado, como una red que atrapa vivencias fortuitas en contextos matizados con tonos fantasmáticos o colmados de erotismo. El s…

La travesía del indigente

Imagen
Con el sugestivo título La travesía del indigente, Maggida Lovera nos presenta su primer poemario embellecido con metáforas que desfilan por la calle, por la ciudad que combate sus penurias entre lágrimas y consignas. En los poemas resuena el drama social del país, como un eco que se dispersa en cada página de esta Travesía. Las frases dan cuenta del desamor hacia el prójimo, hacia sí mismo, hacia la patria, y la catástrofe íntima que sigue al desengaño y a la servidumbre de la vida en extramuros, silenciada por el rumor y el miedo.
Maggida tiende puentes minuciosos que van desde el poema testimonial, hasta la orilla donde se articula la denuncia en el verso libre que se despliega ante el lector. La poesía realista de La travesía del indigente enfoca su objetivo con precisión en el canto a la libertad y a los humildes, a un “Cuerpo hediondo a oportunidades sepultadas.” De esta forma, el poema, a pesar de su inmediatez, coagula una visión que perdura en cada palabra, en la angustia y la…

Juez en el invierno

Imagen
En este cuento de Jorge Gómez Jiménez, una importante universidad invita al escritor venezolano Raimundo Trillo a participar como jurado de un certamen literario. A partir de esta invitación, el personaje inicia una desternillante peripecia como juez del concurso que debe premiar la obra más representativa de las letras jóvenes de un país tropical. El viaje de Raimundo Trillo está hilvanado por una ironía que no busca provocar, sino exponer la vivencia desde la perspectiva cotidiana del escritor, quien sobrevive con una menguante economía y debe aprovechar cualquier oportunidad para ganarse un dinero extra.
Juez en el invierno explora con humor no solo el discurso literario convencional en el que inserta sus reflexiones cargadas de lenguaje irreverente, sino también la autosuficiencia del escritor-jurado y las zancadillas de un dios burlón que se aparece en los lugares más inesperados. El manejo estético que hace el “maestro Trillo” desbroza las fórmulas de cortesía (de profusión barro…

Alto voltaje: socialismo y comunismo

Imagen
Alto voltaje el más reciente trabajo de Jorge Rivadeneyra Altamirano, contiene una serie de ensayos que nos ofrece un enfoque sobre la crisis ideológica ocurrida tras la caída del Muro de Berlín. Asimismo, demuestra con argumentos bien fundamentados, la historia del socialismo. Del mismo modo muestra que el comunismo es el fracaso más grande de la historia. El autor realiza, de forma magistral, una serie de reflexiones en las que la política, filosofía, historia y ciencia convergen para una visión profundamente humanista que ahonda en la reflexión sobre la situación actual de la Venezuela del siglo XXI.
Jorge Rivadeneyra Altamirano es profesor en el doctorado de Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela, su trabajo se ha orientado no solo al análisis político en el que destaca por su prolífica y tenaz labor como analista, sino también en el campo literario. Los ensayos de Alto voltaje rodean el abismo de incertidumbre producido por el llamado Socialismo del siglo XXI, y …