Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

Cuentos regresivos

Imagen
Por estas páginas anda un personaje, el tiempo que se detiene, un tiempo que observa en nombre de alguien que se hace llamar, convocar por sus propias peripecias. El narrador, consciente de su aventura, ha diversificado la mirada y ha construido un universo en el que el lector —el lector avisado y avezado— logra asirse para también formar parte de las historias que John Montañez Cortez recoge y cuenta. Cuentos regresivos tiene que ver con la memoria hacia el pasado, un estadio detenido, hacia un lugar donde los años y las horas que se han vivido y hasta no vivido durante la infancia, la adolescencia y una ficción abastecen al narrador de territorios próximos a la muerte, la nostalgia, el amor, el crimen y otras andanzas temáticas que hacen de esta obra un espacio para respirar con dilatación cardíaca, sobre todo cuando quien desata las historias entra en el mundo del misterio. Cuentos regresivos traduce los instantes en que el narrador sucumbe ante los temas. Se vale de todos ellos para…

Dos regalos, una sorpresa de lectura

Imagen
Nadie puede pretender que los cuentos sólo deban escribirse luego de conocer sus leyes. En primer lugar, no hay tales leyes... Julio Cortázar

Por: Richard Sabogal
En mi opinión de lector y editor, fruto del trabajo empírico que he realizado durante algunos años, creo que nuestra apreciación literaria, al momento de comprar un libro, está condicionada por el nombre, los premios, los reconocimientos y un largo etcétera, juicio que no critico, pero que a veces nos lleva a leer verdaderos bodrios que solo tienen firma reconocida. De igual forma ocurre en sentido contrario, es decir, cuando se enciende la alarma al recibir o ver el libro de un autor desconocido en el medio literario. En ese caso damos por sentado que el libro en cuestión puede ser malo, aburrido, más de lo mismo… Pues, me confieso culpable de este condicionamiento cuando llegó a mis manos Dos regalos, libro de cuentos de Heberto Gamero Contín, un autor del que poco conozco, aunque tiene unos trabajos muy interesantes, además d…