Cadaqués, palacio de viento

Ana María Velázquez

Poesía de nostalgia para vencer el olvido mediante la memoria. Las imágenes como destellos comunican el paisaje de esa ciudad de la infancia y de los primeros años. La ciudad del sueño y de la felicidad, perdida irremediablemente por el tiempo y la distancia. En estos versos escritos en la cadencia perfecta de la emoción poética, el trópico reluce en la sensualidad de colores y luces, de música y aromas, de texturas y sabores.

Se celebra en estas páginas el humano significado de la existencia. Los recuerdos del hogar, de la familia, de los amigos. Sobre todo, un sentido homenaje a los grandes maestros de esa primera comunidad, entre los que se encuentran escritores, pintores y músicos. Justa valoración del arte como legado trascendente de la vida.

El amor, completa el mensaje de Lidia Salas, en este libro. El amor está expresado en estas páginas, desde la pulsión del descubrimiento inicial de la pasión, hasta ese hondo sentimiento del poema final, que ella rescata de una Antología de Poesía Amorosa editada en España.

Les Quintero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *