Extranjera de por vida

Ana María Velázquez

Extranjera de por vida, poemario de Ana maría Velázquez, se puede interpretar como una marcha que explora, desde el universo femenino, otros visajes inscritos en la ciudad como madre, como mujer dadora de refugios, pero también de hostilidad. Es en estas zonas de sentido donde la poesía y la realidad se conjugan para mostrar la metáfora de la extrajera y del desarraigo que se percibe en la forma de mirar un mundo que no reconozco mío. La voz poética habla de una ciudad arrasada por amenazas que deambulan con sus voces de miedo, de miasmas que trastocan en ruina la geografía urbana

Ana María Velázquez, en este poemario, retoma un tema fundamental en estos momentos en los que el exilio es un suceso casi cotidiano. De esta manera, la palabra se vuelve hacia la poesía como puente entre una orilla y otra para acercarse al país lejano que aparece en la nostalgia. La patria se ha convertido en un territorio irreconocible, y la poeta confinada en su propia tierra, busca un espacio, un lugar para escuchar (se).

Extranjera de por vida entrelaza cada poema logrando una continuidad temática perfecta. La coherencia no se fractura con la metamorfosis ni con los deseos de cambio que urgen al yo poético a reinventarse para transitar calles de la ciudad y habitar lugares imposibles. El paisaje urbano se descubre desamparado, como lugar de aislamiento donde el poema intenta rescatar una imagen, un rincón olvidado.

La poeta recrea su imaginario en el pulso de una ciudad que se desdibuja en crepúsculos violentos, en ocasos que tiñen de rojo los nombres, las palabras que tratan de capturar la imagen extraviada, la cita perdida. Las coordenadas medulares de Extranjera de por vida, se diluyen en las avenidas, en las aristas de la angustia que sobresalen en cada frase, en las intenciones, en el sueño, en las ausencias.

La ciudad irrumpe en matices violentos y la poeta, desde su atalaya azul, articula recortes desvencijados para reconstruir memorias con las mujeres de la tierra.

Les Quintero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *